lunes, 21 de abril de 2008

Normas de Cortesia

Estas son algunas de las reglas de cortesía, que debemos observar con atención, para convivir en total armonía con nuestros semejantes en el medio donde nos desenvolvemos y vivimos.

1.- No se debe avergonzar, ni insultar deliberadamente a otra persona en público, ni en privado.

2.- Al saludar, se debe sonreír, al hablar por teléfono también, la voz recoge sola la sonrisa.

3.- Evite los estados de ánimo que nos hacen rudos ó excesivamente francos.

4.- Debemos repetir lo dicho, sin molestarnos, cuando alguien expresa que no ha oído lo que decimos.

5.- No se debe insinuar cuestiones que molesten a los demás.

6.- Evite los temas controvertibles cuando asista a algún evento importante.

7.- Siempre hay gente fanática a las cuales no se le pueden hacer críticas constructivas.

8.- Evite hablar de sí mismo, ante los demás.

9.- Siempre recuerde que los demás son los que deben mostrar nuestros méritos.

10.- Evite hablar del valor de sus posesiones, las demás personas no tienen que saber esa información.

11.- También, es de mal gusto preguntar cuanto gana una persona.

12.- Recuerde que se hablan temas especiales y rebuscados con personas que comprenden el tema.

13.- Con la gente sencilla se habla temas sencillos y comunes.

14.- No humille a su receptor con temas incomprensibles.

15.- No repita comentarios sobre situaciones ó personas que parezcan desagradables.

16.- Aléjese de las personas que utilizan a menudo un lenguaje de jerga, que sólo ellos entienden.

17.- Para finalizar recuerde que debemos manejar con serenidad el buen sentido de la cortesía.
"CONVERSAR ES UN DON, ESCUCHAR ES UNA VIRTUD"
Por: Autor Desconocido.

NORMAS DE CORTESIA EN EL CIBERESPACIO.

No olvidarse de que al otro lado hay otra persona, si se abusa de la ausencia física, seguramente no serás ayudado cuando lo necesites.
Las exposiciones breves, son mas leídas que los párrafos largos (LADRILLOS), se claro y conciso.
No incluir todo el texto del mensaje original en las respuestas, solo lo necesario para tener claro el tema a responder.
Léete los post del grupo, para ver de que y como van los temas, luego, no te dediques solo a leer, participa exponiendo tus opiniones.
No estás escribiendo un SMS. Tienes todo el espacio que necesites, así que evita la jerga del móvil.
Si tienes que enviar algún adjunto (BINARIOS), cuelgalos en el JUNK, que es el grupo que esta para eso, indicándolo en USUARIOS, para que vayan a buscarlo allí.
No usar el grupo para enviar publicidad no deseada (Spam), esta muy mal visto.
Coloca en la cabecera del mensaje de forma clara tu exposición, para que los lectores decidan si les interesa leer la noticia o no. A los que les interese el tema o sepan de el, te contestaran mas rápido.
No envíes los mensajes a varios grupos a la vez (CROSSPOSTING), cada mensaje dirígelo al grupo al que va destinado.
Si has de colgar un mensaje en el grupo, por alguna razón, y no va con la temática de este, márcalo en la cabecera como OT (OFF-TOPIC)
Usa los hilos de discusión (THREADS), colgando las respuestas del mensaje original. No crees un nuevo hilo para responder.
No escribas con mayúsculas, significa que estas gritando.
Un TROLL es un mensaje que no busca nada más que provocar; suelen ser breves, categóricos, y polémicos. Del tipo de: "Con Franco se vivía mejor" o "¿Alguien tiene el cara al sol para Nokia?" Los trolls suelen ser enviados además haciendo crossposting, para provocar más respuestas.
La mejor forma de reaccionar ante TROLLS, CROSSPOSTS, SPAM y demás (y la única realmente eficaz) es ignorarlos.
Quien hace Trolls lo hace para reirse de las respuestas; no hay nada más frustrante para él que el no recibir ni una sola.
Quien hace Spam no es un habitual del grupo, por lo que es muy posible que jamás vuelva a pasar por él, así que no va a leer toda la retahíla de insultos que ha generado, y al resto de usuarios les va a molestar.
Quien hace Crossposting de forma deliberada, busca la misma reacción que quien hace Troll. Si el crossposting ha sido accidental, con recomendarle al que lo haya hecho visitar esta sección de las FAQ debería ser suficiente.

COMUNICACIÓN DIDACTICA
La existencia de la comunidad exige la comunicación, a través de cualquier sistema, por simple que éste sea. Para que una persona comprenda lo que se pretende comunicar, necesita poseer una mínima cantidad de supuestos de tipo cultural, sociológico o psicológico. Para un ignorante del alfabeto morse, un texto en dicha escritura no es sino una sucesión absurda de puntos y líneas. Para un lector carente de conocimientos filológicos, la lectura de un poema medieval le resulta imposible su comprensión. Un occidental comprende difícilmente lo que el pintor oriental quiso comunicar.
En ocasiones, la admisión y comprensión de un mensaje se limita a situaciones determinadas, por ejemplo, el vigilante de tránsito o agente de circulación, posee un sistema muy estricto de señales de brazo y silbato para dirigir el tráfico, que el conductor de un vehículo asimila, comprende y acepta. La comunicación está en todas partes, como una fuerza productora de vida; es la base de toda relación y pensamiento. En las instituciones educativas, la comunicación organizacional es clave para el logro de los objetivos y metas propuestas, así como el buen funcionamiento de las relaciones interpersonales, que vienen a garantizar la excelencia académica y lógicamente la calidad del producto educativo. La comunicación es la base fundamental para el logro de los objetivos educacionales, es por ello que el docente debe hacer gala de ella con miras a la consecución de un aprendizaje eficiente en sus alumnos. Esta comunicación docente-alumno, es un tipo de comunicación singular, con exigencias de carácter didáctico, que es la diferencia con otros modelos de comunicación y se conoce como Comunicación Didáctica. La comunicación didáctica tiene como propósito ser el estímulo que promueva el aprendizaje, fortaleciendo los conceptos aprendidos, mediante el uso intencional de signos físicos y/o mentales, para comunicar información, valores y sentimientos que constituyen en principio, los objetivos, metas y fines de todo proceso educativo. Es de singular importancia el tema de la comunicación, al plantearse un diseño curricular, por cuanto, ésta es el canal que conduce el conocimiento en el proceso de enseñanza aprendizaje; siendo que, más importante aún es la comunicación didáctica, donde a través de medios impresos, audio, videos y signos físicos y/o mentales, de manera deliberada o intencional, se transmiten sentimientos que constituyen el estímulo para fijar el conocimiento ya aprendido.En esta singular comunicación, el docente, es el emisor del mensaje, que contiene el principio de la intencionalidad de la educación, ayudándolo a desarrollar y controlar su conducta docente en clase, para una enseñanza más eficiente. El docente debe prestar especial atención a los elementos o componentes del mensaje que envía, para evitar que se produzcan alteraciones que perturben la fidelidad que caracteriza la comunicación didáctica.
COMUNICACIÓN Y EDUCACION
Hablar de comunicación y de educación como dos campos separados no tendría sentido en el mundo actual. Carecía ya de sentido hacerlo en la época en que Paulo Freire escribió los textos seminales que inspiraron a toda una generación de especialistas de la comunicación de América Latina.
Más que nunca, la educación necesita de la comunicación, no solamente para romper los moldes que han terminado por aprisionarla y separarla de la posibilidad de crecimiento, sino también porque frente a la llamada “sociedad de la información” la escuela se ha quedado atrás en su manera de aprehender los nuevos procesos de la comunicación.
El modelo tradicional de la escuela ha recibido en los últimos años severas críticas por su incapacidad de evolucionar con la rapidez que requiere el desarrollo social y tecnológico. Modernizar el sistema educativo para adaptarse a la sociedad de la información se ha entendido a veces como una simple traslación de tecnologías. Se remplaza la tabla de multiplicar (que antes venía impresa detrás de los cuadernos), con calculadoras, y se introducen cámaras de video y computadoras para sustituir a los maestros, pero no se cuestiona desde adentro el concepto mismo de la educación. Como ha señalado algún autor, en lugar de la alcancía de la “educación bancaria” tenemos ahora cajeros electrónicos que no resuelven el tema de fondo.


El error más común que se comete actualmente es pensar que la introducción de nuevas tecnologías en la comunidad educativa (y en cualquier otra comunidad), es la respuesta adecuada frente a las presiones de la sociedad de la información. La “solidaridad digital” y otras expresiones que llevan el pecado original de su sesgo tecnológico, desvían el tema de la comunicación hacia el terreno de los aparatos.
La modernización requerida se entiende como un tema de dotar de tecnología a las escuelas y no de desarrollar en ellas procesos de comunicación como los que se requieren para que los educandos se adapten a los desafíos de una sociedad cada vez más determinada y modelada por la información y la comunicación audiovisual que se desarrollan en el espacio público y en el interior de los hogares.
La educación como proceso de comunicación (es decir, diálogo, reflexión colectiva, puesta en común, participación), es indispensable en una sociedad donde la escuela ya no es la que “forma” al individuo como se creía tradicionalmente. La escuela no solamente no forma, sino que tampoco deforma. Su influencia actual es limitada, porque se ha quedado al margen de una sociedad donde los individuos y las comunidades están sometidos permanentemente a otras influencias que contribuyen en su formación (o deformación). La televisión, la publicidad, la presión de grupo, y por supuesto el acceso a la red (web) a través de Internet, son factores que, sobre todo en el ámbito urbano (que hoy es globalmente mayoritario), determinan la conformación de una personalidad “mediada”.

COMUNICACIÓN Y PEDAGOGIA.
la Educación y la Comunicación está lejos de haber sido hasta ahora fluido y fructífero. Lo más frecuente ha sido que la primera entendiera a la segunda en términos subsidiarios y meramente instru­mentales, concibiéndola tan sólo como vehículo multiplicador y distri­buidor de los contenidos que ella predetermina. Así, cuando en una planificación educativa se considera necesario valerse de medios de comunicación o producir materiales educativos, se recurre al técnico en comunicación (y hay que admitir que, lamentablemente, los propios profesionales de la comunicación alimentaron el equívoco y aceptaron ser vistos como suministradores de recursos técnicos y envasadores de mensajes). Se fue petrificando de ese modo el doble y pertinaz malen­tendido: la comunicación equiparada al empleo de medios tecnológicos de transmisión y difusión y, a la vez, visualizada como mero instrumento subsidiario, percepción que la mutila y la despoja de lo mucho que ella tiene para aportar a los procesos de enseñanza/aprendizaje.


En reacción a este reduccionismo, surge la otra línea de respues­tas, que yo llamaría homonímica:

—Educación y Comunicación una misma cosa.

—Educar es siempre comunicar.

—Toda educación es un proceso de comunicación.


Cirbergrafia
leonismoargentino.com
users.servicios.retecal.es
GOOGLE.COM
eldiariodeyaracuy.com
escritoresyperiodistas.com

No hay comentarios: